Tuesday 28 April 2009 18:20
Share/Save/Bookmark
Descubiertas nuevas pruebas de la vinculación de elementos policía
Coordinadora Antifascista de Madrid
Unos 150 neonazis del MPS se manifestaron en Vallekas el pasado 28 de marzo protegidos por la policía mientras cientos de antifascistas y vecinos del distrito participaron en una concentración para repudiar el acto.
Descubiertas nuevas pruebas de la vinculación de elementos policía



Además de palos, el diario Públicó difundió que "algunos participantes en la manifestación de ultraderecha portaban cascos de la Policía" y uno de ellos llevaba también guantes de este cuerpo, según llegaron a reconocer "fuentes policiales al observar fotografías que han circulado por Internet. La ley impide a estos profesionales manifestarse con el uniforme o portando útiles de trabajo, sin embargo a pesar de esto los antidisturbios no identificaron a ningún neonazi", lo que permite sospechar que entre estos manifestantes hubiese policías o familiares de estos.
El mismo partido fascista que se manifestó en Vallekas realizó numerosas pintadas en la fachada del CSO La Traba apenas una semana y media después, el jueves 9 de abril, exhibiendo símbolos nazis y lemas de "Europa blanca", "Stop inmigración", "Madrid será la cuna del fascismo" y "Josué libertad", acerca del militar neonazi que asesinó a Carlos Palomino.
No es nueva esta situación para el CSO La Traba, que ya sufrió varios ataques durante el verano de 2008, cuando grupos neonazis arrojaron piedras al edificio al grito de “Sieg Heil”, intentaron apalancar una de las puertas de acceso e incluso, en la acción más agresiva realizada el 6 de agosto, colocaron un artefacto incendiario que prendió la puerta de entrada habiendo gente dentro durmiendo. A pesar de que los ataques se sucedieron durante varias semanas, pasando incluso por encima de diversas protestas vecinales, la Policía no detuvo a ningún agresor.
Con el apoyo del barrio y del movimiento antifascista se lograron detener los ataques. Sin embargo, la cámara de video que se usó para evitar que pudieran quedar impunes nuevos atentados terroristas de la extrema derecha captó en dos ocasiones, de madrugada, a patrullas de la Policía Nacional profiriendo insultos nazis desde la megafonía del coche contra el centro social.
En concreto el jueves 21 de agosto por la noche, hacia las 23:00h pasaron por delante del CSO La Traba dos motos "scooter" con cuatro personas de estética neonazi gritando "¡guarros!". El insulto "guarros" es típico de círculos ultraderechistas para referirse a los movimientos sociales anticapitalistas, sean de la tendencia ideológica que sean. Este hecho no tendría mayor trascendencia si no fuera porque 6 horas después, a las 5:00h de la madrugada, una patrulla de la Policía Nacional se paseó lentamente delante del centro social y a través de la megafonía del coche un agente gritó, asimismo, "¡guarros!".
Los hechos se repitieron el miércoles 27 de agosto a las 3:00h de la madrugada, cuando otra patrulla de la Policía Nacional pasó delante del CSO La Traba pretendiendo despertar a los activistas del centro social gritando por la megafonía del coche "¡guarros, arriba!".
De nuevo, el sábado 6 de septiembre de madrugada a las 2:30h volvieron a pasar al grito de “¡guarros, guarros!”. Y pocos días después, el jueves 11 de septiembre a las 4:30h de la madrugada pasaron por última vez al grito de “¡buenas noches, guarros!”.
Como vemos, 4 veces en menos de un mes estuvo pasando una patrulla de la Policía Nacional, no siempre el mismo coche, por delante del CSO La Traba profiriendo insultos, justo en un contexto en el que grupos nazis habían realizado ataques violentos contra el centro social.
El siguiente vídeo recoge el momento en que pasa la Policía el 27 de agosto y el 11 de septiembre de 2008. 

código del documento : 3899
enviar a un amigo
enviar a un amigo
recepción del documento
recepción del documento
imprimir
imprimir
e.mail :
su opinión :
mostrar e.mail