Monday 28 November 2011 21:01
Share/Save/Bookmark
Del Terrorismo son y al Terrorismo van/Tercera Parte
Por William Rosero
Islam Times - Pero antes de darle rienda suelta a los bombardeos, fue bueno recordar, para los norteamericanos, lo que su papa, el sionismo, recomienda por boca uno de sus asesinos más despiadados en el Medio Oriente, Ariel Sharon, cuando asume creerse escogido y dice: “Dios está a favor de quien tiene los cañones”. Puesto que para quien tiene los cañones no le será difícil concluir que dios está con ellos.
Del Terrorismo son y al Terrorismo van/Tercera Parte
Islam Times - Con los cañones irían a resolver lo que Bush II dijo en medio de su desespero: ““Nuestra economía está en recesión y el mundo civilizado enfrenta peligros sin precedentes” Para esto están también los organismos internacionales al servicio de Washington: “hacer uso de las sanciones económicas...tales como resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (O.N.U). Las sanciones puedan avanzar objetivos nacionales y globales importantes de seguridad y puede ser una herramienta importante de la política extranjera, especialmente contra las naciones que apoyan al terrorismo o lo intentan adquirir por las armas de destrucción total. Sin embargo, las sanciones se deben repasar periódicamente para asegurar su eficacia continuada para reducir al mínimo sus costes en los ciudadanos y los intereses de los Estados Unidos”. ¿Y quiénes son los que han orquestado desde las cortinas y los telones de la Casa Blanca? Pues ahí están: Collin Powell,Spencer Abraham,Donal Evans, Gale Norton, Donald Rumsfeld, Ann M. Veneman, Norman Mineta. Este es la nómina titular de los que planearon la invasión al Medio Oriente, con su punto de referencia: Irak. Ellos venían influenciados por la tesis de Robert Pelletrau, Secretario de Defensa de Ronald Reagan, cuando decía que: “Hoy existen pocas zonas del mundo como el Cercano Oriente donde convergen tantos intereses importantes de Estados Unido. Permítanme enumerar algunas cuestiones que nos mantienen ocupados: Asegurar la paz árabe-israelí, preservar la seguridad y bienestar de Israel, garantizar el flujo del petróleo del Golfo, contener las amenazas de Irán, Irak y Libia, combatir al terrorismo, frenar la proliferación de armas de destrucción en masa, lograr el acceso para las empresas estadounidenses, fomentar regímenes políticos y económicos más abiertos”. A estos señores los mueve un punto inamovible: el dinero. Aquellos que “teorizaron” sobre la aparición del mal, no hacían otra cosa que enervar los sentimientos de las personas en el mundo occidental, por medio de su propaganda y su aparato de des-información, estos señores acaloraban las conciencias para aceptar un enemigo de impresionantes dimensiones donde nunca lo hubo. Así justificaron las invasiones en las cuales miles de personas fueron asesinadas, cientos de mujeres violadas por soldados de la coalición, lugares religiosos profanados, centros de alto valor histórico y cultural destruidos, todo por cumplir con el cometido aquel que hoy el mundo sabe: ensanchar las arcas de los magnates del petróleo y de las multinacionales. El mundo cayó conmovido ante la ruidosa des-información de las Torres Gemelas. Las imágenes desgarraban lo más hondo de los sentimientos humanos, creyendo a la clase política norteamericana como víctima de un cruel y atroz atentado. Pero hoy sabemos lo que ocurrió. La extrema derecha orquestó todo milimétricamente para que el resultado fuera temor y apoyo a la causa bélica yanqui durante el Oriente Medio. ¿Y la verdad? El verdadero origen de la arremetida contra el “terrorismo”, salió desde los asuntos deComité de Asuntos Exteriores del Senado de los Estados Unidos un 31 Julio de 2002:“Vamos a administrar el negocio del petróleo, vamos a ganar dinero y eso servirá para reconstruir a Irak porque ahí hay dinero”.
código del documento : 118185
enviar a un amigo
enviar a un amigo
recepción del documento
recepción del documento
imprimir
imprimir
e.mail :
su opinión :
mostrar e.mail